HIELO ESPAÑOL TODA LA ACTUALIDAD DEL PATINAJE ARTÍSTICO SOBRE HIELO EN ESPAÑA
Home » NOTICIAS » Análisis del campeonato de España absoluto: primera parte

NOTICIAS

Análisis del campeonato de España absoluto: primera parte

Análisis del campeonato de España absoluto: primera parte - HIELO ESPAÑOL

Un repaso de la competición dentro de las categorías sénior

 

Madrid, 11 de enero de 2019 – Inaugurado el 2019 y, cuando apenas faltan dos semanas para la primera gran competición del año (el europeo), en HIELO ESPAÑOL arrancamos una serie de cuatro reportajes en los que analizaremos en detalle lo visto en el pasado campeonato nacional absoluto, que se celebró en la ciudad de Logroño del 14 al 16 de diciembre. En esta primera pieza hablaremos de las categorías sénior.

 

Competición de danza

Ante la ausencia de Javier Fernández, a quien por primera vez sólo se pudo ver en la gala de exhibición, el principal protagonismo del campeonato se centró en la disciplina de danza con el sempiterno enfrentamiento entre las súper parejas Sara Hurtado & Kirill Jalyavin (La Nevera & Moskvich) y Olivia Smart & Adrián Díaz (FC Barcelona & Gadbois), que acumulaban una victoria en el nacional cada una.

Los pronósticos auguraban una batalla muy cerrada entre los dos dúos, con ventaja para Smart & Díaz en el segmento de la danza rítmica y para Hurtado & Jalyavin, en la libre. Dicho y hecho. Olivia y Adrián, gracias sobre todo a una mejor valoración en componentes, se adelantaban tras el tango por apenas medio punto. En este ejercicio hicieron patrones de tango romántica de niveles 1 y 2 (ambos con GOEs de +1,34), serie de pasos en círculo de nivel 2 (+1,94), twizzles secuenciales nivel 4 chica y nivel 3 chico (+0,72) y elevación en línea recta de nivel 4 (+0,58) para recibir una nota de 69,86. Sara & Kirill fueron más consistentes técnicamente, pero un gran desequilibrio de ella en la segunda variación de los twizzles y un interpretación más tibia, les llevaron a obtener una puntuación ligeramente inferior: 69,37. Sus patrones fueron claramente superiores (niveles 4 y 3 con GOEs de +1,61), también mostraron un secuencia de pasos algo más compleja (nivel 3), pero su ejecución estuvo un poco por debajo (+1,61). Mismo caso que la elevación en curva de nivel 4 (+0,46). Los twizzles (nivel 4 para ella y nivel para él) fueron penalizados con -0,97.

Con una distancia de tan sólo 0,49 puntos, apenas nada, ambos dúos llegaban al programa largo. Hurtado & Jalyavin patinaron primero. Presentaron una excelente pirueta de danza (nivel 4 y +1,5), tres elevaciones bastante fluidas (todas ellas nivel 4 y GOEs +0,92 +0,46 y +0,92), unos perfectamente controlados twizzles sincronizados (ambos de nivel 4 +1,70) y unos muy ingeniosos elementos coreográficos (+1,94 para los pasos, +1,11 para la elevación y +2,49 para la pirueta). En las secuencias de pasos perdieron algo de fuelle. Nivel 2 (chica) y nivel 3 (chico) en la ejecutada a un pie (+1,21) y, nivel 2, en la desarrollada en serpentina (+2,26). Fue una actuación muy completa, tanto desde el plano técnico como artístico, demostrando una vez más que este ejercicio es su fuerte. Obtuvieron una puntuación de 110,79 para un total de 180,16. Patinar después de este gran ejercicio era un reto complicado, sobre todo porque Smart & Díaz no habían sacado la ventaja que se esperaba tras la danza rítmica y su libre, a priori, era un programa algo menos competitivo. Seguramente por esta razón apostaron por un montaje lleno de variaciones con respecto a sus actuaciones precedentes. Las mejoras surtieron efecto y también lograron una excelente prestación. Alcanzaron el nivel 4, tanto la pirueta de danza (+0,90) que ahora se ha convertido en su elemento inicial, como en las tres elevaciones (+0,82 +0,92 y +0,81) que fueron muy sólidas y variadas. Asimismo, reforzaron los integrativos coreográficos (+1,66 para la elevación, +2,77 para los pasos que estuvieron magistralmente integrados con la música lo que produjo una gran reacción del público y +2,21 en la pirueta). Al igual que sus rivales, en la serie de pasos a un pie llegaron al nivel 2 de chica y nivel 3 de chico, aunque con una ejecución un poco mejor (1,70). La clave se dirimió en dos elementos: los twizzles (niveles 3 +0,72) y la media línea de pasos (nivel 1 +1,94), donde perdieron algunos puntos. Recibieron una nota de 108,82 para un total de 178,68.

Con un margen de apenas 1,49 enteros, Sara Hurtado & Kirill Jalyavin se llevaban la victoria (180,16), la segunda de su carrera, por delante de Olivia Smart & Adrián Díaz (178,68). Tras la final, Sara Hurtado declaró a HIELO ESPAÑOL: “Estamos muy satisfechos, en especial por los niveles obtenidos en la danza rítmica, pero todavía tenemos que seguir trabajando para pulir algunos elementos”. Por su parte, Olivia Smart afirmó: “Nos sentimos genial como si hubiéramos ganado, pero no lo hicimos. Así es el patinaje”. Es importante destacar que Adrián Díaz compitió en Logroño con una infección en el dedo pequeño del pie lo que le generó mucho dolor y que, posteriormente, no tomaran parte en la gira ‘Revolution on Ice’ de Javier Fernández, a la que se incorporaron Sara Hurtado y Kirill Jalyavin.

Ambas parejas se volverán a ver las caras en Minsk. Para saber quién ocupará la plaza española de danza para el mundial, habrá que esperar a la decisión del comité técnico de patinaje de la Federación Española de Deportes de Hielo y a la designación por parte del Presidente de la RFEDH, Frank González que se producirá tras el campeonato de Europa. Vaya quien vaya, estamos ante dos súper parejas.

 

Competición individual masculina

Sin Javier Fernández, que tras sus shows ha vuelto a Toronto (Canadá) para hacer su preparación de cara al europeo, la competición individual masculina perdía bastante brillo mediático. Con un ausente Felipe Montoya (a quien se da prácticamente por retirado, mismo caso que Sonia Lafuente), en la pista de Lobete se vivió un duelo entre la juventud del debutante Héctor Alonso (La Nevera), que tenía un gran apoyo por parte del público, y la veteranía de Javier Raya (La Nevera & Cricket Club), que esperaba lograr su primera victoria en el nacional desde 2010.

Alonso, que esta temporada ha debutado en sénior después de un año y medio fuera del hielo, daba un tremendo golpe de autoridad en el programa corto, donde estuvo sencillamente sensacional para terminar primero. Ejecutó unos saltos muy limpios y con buena altura: triple lutz + doble toe, triple flip y doble axel, piruetas de nivel 4 y pasos de nivel 3. Una actuación llena de carisma que le granjeaba 70,65 puntos. Por su parte Raya buscó un ejercicio con mayor ambición técnica, pero en el que no tuvo ninguna fortuna. Aterrizaba sin problemas su elemento clave: el triple axel. A primera vista estaba bien realizado, pero el especialista técnico apreció que estaba algo corto de vuelta, lo que implicaba deducción por dos vías: reducción del nivel de base (de 8 a 6) y penalización en el grado de realización (-0,90). En el triple flip, que buscaba combinar, sufría una caída. Un salto que, además de no estar entero, tenía un filo interior poco definido. Este error le obligaba a reestructurar el programa y a introducir un combinado de triple toe + doble toe que hacía sin problemas. Mantuvo su gran calidad en las piruetas (todas ellas de nivel 4), en los pasos (nivel 3) y en la interpretación, pero el daño ya estaba hecho. Su ejercicio era valorado en 64,81.

Con una desventaja de 5,84 puntos, Javier Raya afrontó el largo donde regaló a los presentes con uno de los mejores elementos todo el campeonato: un precioso combinado de triple axel + doble toe con el que sumó 10,30 puntos. Instantes después cerraba el segundo triple axel, pero se sobregiraba bastante. Hacía bastante tiempo que, este patinador natural de Colmenar Viejo (Madrid), no conseguía colocar los dos. Tras un sencillo en el intento de triple flip, lo lograba primero solo y luego en combinación con doble toe. Le restaban dos saltos: triple toe y secuencia de doble axel + doble axel. En el toe hacía un doble. Por la conocida como norma ‘Zayak’, al haber presentado anteriormente dos veces este elemento, el tercero era directamente anulado dejando su programa con un salto menos. Cerraba con un triple toe ligeramente forzado. Tanto la pirueta saltada como la combinada fueron de nivel 4, mientras que la baja cambiada y la serie de pasos, se consideraron de nivel 3. Recibía una nota de 124,41 para un total de 189,22.

Era el turno de Héctor Alonso, que comenzaba con su programa con una secuencia de triple lutz y doble axel, llena de potencia, pero con aterrizajes ligeramente inestables. Mucho más controlado resultó el triple flip + euler + doble salchow donde mostró un gran arco de desplazamiento. La tercera y última de las combinaciones, triple toe + doble toe, estaba correctamente completada, aunque con una salida un poco sucia. Cerraba la primera parte de su programa con un nuevo triple lutz un tanto sobregirado. La segunda mitad arrancaba con un doble descontrolado en el intento de triple salchow para después incluir un buen triple toe y un doble axel con apoyo de la mano y el pie. La ansiedad del momento le estaba llevando a descontrolar algunos saltos (aunque pudo cerrar la mayoría) y algunas piruetas. Nivel 2 en la combinada (al igual que en los pasos), nivel 3 en la baja cambiada y nivel 4 en la saltada. Con 121,15 puntos, terminaba segundo en el largo pero, gracias a la ventaja que traía del corto, obtenía la victoria (191,80) y el billete para el campeonato de Europa. También le veremos en la Universiada de Invierno junto a Valentina Matos. Para el mundial habrá que esperar a la consecución de mínimas. Todavía no tiene ninguna, mientras que Javier Raya posee la del corto (intentará la del largo en la Challenge Cup).

Tras su actuación, Héctor Alonso estaba exultante: “No me lo puedo creer, hasta que no he escuchado la puntuación no creía que hubiera ganado. Estoy realmente feliz de poder ir al campeonato de Europa. Honestamente, para el mundial creo que todavía me queda trabajo, las mínimas (sobre todo la del largo) son muy exigentes”. Por su parte, Javier Raya se mostraba satisfecho por su programa libre. “En el corto tuve fallos graves, hoy he estado bastante mejor con los dos triple axel. Creo que me podían haber valorado mejor en componentes”.

 

Competición individual femenina

Sin oponentes y con las mínimas mundiales en el bolsillo (las obtuvo en el pasado Open de Andorra), Valentina Matos (La Nevera & IceLab) afrontó el campeonato de España con absoluta tranquilidad y eso se notó en la pista.

En el programa corto volvía a incluir el difícil combinado con triple lutz, elemento que había descartado anteriormente por problemas físicos en un pie. Apoyaba las dos manos en el hielo, en un salto con el filo exterior poco marcado. Tras este grave error inicial se recomponía con unos perfectos triple bucle + doble toe y doble axel. A pesar de flojear un poco en la ejecución de la saltada en ángel (nivel 3), sus piruetas también fueron de calidad: combinada de nivel 4 y techo de nivel 3 (igual que los pasos). Obtuvo una más que respetable puntuación de 56,46 en un montaje en el que evidenció lo mucho que ha madurado su patinaje desde que entrena en con Barbara Luoni en el IceLab.

En el largo dio un paso más y completó la mejor actuación de su carrera deportiva. Prácticamente todos sus saltos fueron impecables: triple bucle, triple toe + euler + doble salchow, triple bucle + doble toe, doble axel, triple salchow y doble axel + doble toe. Todos ellos de libro. Únicamente en el triple toe (que estuvo corto y sobregirado) tuvo problemas. Nivel 4 en todas las piruetas y, nivel 2, en los pasos. Recibió una excelente puntuación: 108,15 para un total de 164,61. “Estoy muy contenta porque, poco a poco, estoy empezando a conseguir en competición lo que hago en los entrenamientos, que son programas limpios, o casi limpios”, dijo al acabar.

Aunque todavía puede arriesgar mucho más, Valentina Matos demostró en Logroño que es una patinadora completa y competitiva internacionalmente. Por eso su presencia es segura en el europeo y el mundial. Entre medias afrontará la Challenge Cup en La Haya.

 

Categoría de parejas

En la disciplina de parejas se cumplieron los pronósticos y Laura Barquero & Aritz Maestu (Sporthielo-Txuriberri & IceLab) lograron una victoria muy cómoda frente Dorota Broda & Pedro Betegón (Sporthielo). Era un choque desigual pues los primeros se presentaban en un gran estado de forma y con cuatro pruebas internacionales previas, mientras que los segundos llegaban justos de preparación y sólo habiendo disputado el largo del campeonato de Madrid.

En el programa corto, Barquero & Maestu completaban el, probablemente, mejor ejercicio del campeonato. Clavaron los tres elementos de salto: triple split nivel de nivel 3 enorme de altura, triple salchows en paralelo bien coordinados y excelente el triple flip lanzado. Nivel 4 en la elevación grupo 4, la espiral de la muerte exterior atrás, la pirueta simétrica y la secuencia de pasos. A excepción de la pirueta, donde se desincronizaron ostensiblemente en la primera parte, todos los integrativos fueron completados con una gran precisión, lo que les granjeó una valoración de 59,94. Una puntuación que pudo haber sido mayor, pero los jueces se mostraron duros en los componentes.

Por su parte, Dorota Broda & Pedro Betegón iniciaban su programa con el doble split twist nivel 1. Una caída excesivamente vertical por parte de ella, generaba una ligera impresión en la recogida. Tanto el doble axel en paralelo, como el triple toe lanzado fueron de muy buena factura. Tras algunos apuros en la elevación, vino un error de gran magnitud. Dorota perdía totalmente el control en la posición de la espiral de la muerte exterior atrás. Al no haber completado al menos una vuelta, el elemento era anulado. Cerraron con una trabajada secuencia de pasos de nivel 3. Recibieron una puntuación de 41,04.

En el programa largo, ninguna de las dos parejas estuvo muy fina. Barquero & Maestu comenzaron bien con el combinado de triple salchow + doble toe en paralelo y con el triple split twist de nivel 3, pero erraron el resto de saltos. Laura Barquero luchó por aguantar la salida del triple flip lanzado pero se acababa cayendo, mientras que en el triple bucle lanzado aseguraba la salida mediante dos pies. Además, su doble axel estuvo corto y muy sobregirado (Aritz Maestu lo hizo de forma correcta). Completaron sin problemas el resto de sus elementos: las tres elevaciones (axel, inversa y estrella) de nivel 4, la secuencia coreográfica, la espiral de la muerte interior adelante (nivel 3) y la pirueta en pareja (nivel 3). Su prestación fue valorada 100,15 (puntuación acumulada de 160,09) llevándose la victoria por un enorme margen (casi 50 puntos). Una nueva medalla de oro para ellos que estarán en el europeo, el Bavarian Open y el mundial con opciones de grandes resultados, especialmente de TOP10 continental. Estamos ante una pareja de nivel mundial que dará muchas alegrías a nuestro patinaje.

Broda & Betegón, por su parte, iniciaron con un correcto split doble twist nivel 1. Posteriormente, Pedro Betegón realizaba un buen triple salchow paralelo (un elemento nuevo para ellos), pero Dorota Broda sufría una caída. Situación inversa a la que tendrían en doble axel combinado con doble toe. Ella lo haría perfectamente y él se sobregiraba bastante y conectaba únicamente con toe sencillo (por lo que era valorado como doble axel + combo + toe sencillo, siendo invalidado el último salto). La gran fuerza física de Dorota le permitió pelear por el triple toe lanzado, que logró de forma flexionada y poco aguantada, por el contario el doble flip lanzado, fue muy alto y potente. En las tres elevaciones tuvieron sus más y sus menos. En el lazo tomado desde axel (también elemento nuevo) pasaron algunos apuros, mientras que se vieron forzados a bajar antes de tiempo, tanto la presa, como el lazo desde paso. En ambos casos la colocación no era correcta, pero pudieron conseguir al menos el nivel básico, pudiendo sumar puntos. Tanto en la secuencia coreográfica, como en la espiral de la muerte interior adelante (nivel 3), fueron de buena calidad. Finalizaron su ejercicio con la pirueta en pareja (nivel 2). Obtuvieron una nota de 69,49 para un total de 110,53. Este dúo tiene mérito. Entrena en una pista que cierra en verano, cuenta con pocos recursos, prácticamente nulas ayudas y encima no pudo disputar internacionales previos pues las pruebas en las que estaba inscrito quitaron a última hora la categoría de parejas. Con todo y con eso mostraron ejercicios con más carga de dificultad que en temporadas anteriores y pelearon por cada elemento, aunque todavía tienen que trabajar mucho el plano físico. Después del nacional tendrán los dos internacionales que les correspondían: primero el Bavarian Open y luego la Challenge Cup.

 

Resultados finales de las categorías sénior:

Sénior masculino

  • 1º Héctor Alonso (La Nevera). Federación Madrileña de Deportes de Invierno: 191,80
  • 2º Javier Raya (La Nevera & Cricket Club). Federación Madrileña de Deportes de Invierno): 189,22

Sénior femenino

  • 1ª Valentina Matos (La Nevera & IceLab). Federación Madrileña de Deportes de Invierno: 164,61

Sénior parejas

  • 1º Laura Barquero & Aritz Maestu (Sporthielo-Txuriberri & IceLab). Federación Madrileña de Deportes de Invierno y Federación Vasca de Deportes de Invierno: 160,09
  • 2º Dorota Broda & Pedro Betegón (Sporthielo). Federación Madrileña de Deportes de Invierno: 110,53

Sénior danza

  • 1º Sara Hurtado & Kirill Jalyavin (La Nevera & Moskvich). Federación Madrileña de Deportes de Invierno: 180,16
  • 2º Olivia Smart & Adrián Díaz (FC Barcelona & Gadbois). Federación Catalana de Deportes deI Invierno: 178,68

 

FOTO: Medallistas en las categorías sénior del campeonato de España. Fotos de Carlos Barreda y Rubén Lledó para Hielo Español.

17/01/2019 comentarios (0)